viernes, mayo 30, 2003

empatía


Mi profesor de Matemática Discreta, cuando acaba la clase, borra la pizarra para dejársela libre al siguiente profesor. Me parece un gesto muy bonito.

PD: él nunca se la encuentra borrada

No hay comentarios: